martes, 23 de octubre de 2012

Hundred Zeros es un catálogo actualizado con frecuencia de los libros más vendidos que estén libres en Amazon España.

HUNDRED ZEROS

Hundred Zeros es un catálogo actualizado con frecuencia de los libros más vendidos que estén libres en Amazon España. También puede descargar y leer libros electrónicos de Kindle en su computadora, móvil, tableta o el navegador web.

sábado, 20 de octubre de 2012

5 finales de novela que nunca leíste


1. Drácula (1897)


En la obra icónica del novelista irlandés Bram Stoker, Drácula, originalmente, Mina Harker, la protagonista, dejaba a su prometido, Jonathan, y se entregaba voluntariamente al monstruo para que la convirtiera en vampira y pasar junto a él la eternidad.
El editor de Stoker le obligó a cambiar este final tan macabro, sobre todo en el contexto de la sociedad puritana en el que se habría publicado.


2. El libro de la selva (1894)


En la primera versión que redactó Rudyard Kipling, Mowgli era asesinado por el tigre Shere Khan. Con este final tan oscuro, el autor quería poner de manifiesto que la jungla siempre acaba por devorar al ser humano.
La editorial no quedó nada satisfecha con el final, y presionó a Kipling para cambiarlo por otro menos sombrío, en el que el protagonista logra acabar con el sanguinario felino haciendo que lo aplaste una manada de bueyes.

3. La isla del tesoro (1883)


En el primer manuscrito de Robert Louis Stevenson, los exploradores descubrían finalmente que no existía ningún tesoro enterrado en la isla.
Tal vez hubiera sido un final más verosímil, habida cuenta de que no hay registros históricos que demuestren la existencia de ningún mapa del tesoro, y menos todavía señalado con una X: fue un recurso inventado por Edgar Allan Poe, Robert Louis Stevenson y otros escritores por el estilo, no por el capitán Kidd y Barbanegra.

4. Pinocho (1882)


Carlo Collodi, el autor del relato de Pinocho, tenía previsto finalizar su novela en el capítulo 15, con Pinocho siendo ahorcado por el Zorro y el Gato como castigo a sus ambiciones. Llegó incluso a escribir el cruel desenlace: “No tuvo fuerzas para decir nada más. Cerró los ojos, abrió la boca, estiró las piernas y, dando una gran sacudida, se quedó tieso”. Horrorizado, su editor le obligó a suprimir ese pasaje y a escribir otros veinte capítulos de carácter más infantil.
No es extraño un final tan agresivo, puesto que Carlo Collodi era amigo de las fiestas y amante de las mujeres, y también un anticlerical contumaz. Sin embargo, cuando no estaba empinando el codo o divirtiéndose en alguna alcoba, Collodi publicaba por entregas este serial infantil titulado Storia di un burattino (Historia de un títere).
Con todo, la obra también fue objeto de críticas y censuras, pues presentaba a un niño mentiroso y travieso, quizá una proyección del propio Collodi. Sin ir más lejos, en Estados Unidos se publicó una versión de Pinocho más moderada y políticamente correcta.

5. El rey Lear (1605)


En esta obra de Shakespeare, casi todos los personajes mueren. Así que en 1780, el editor británico Samuel Johnson quiso dulcificar el desenlace de la obra, encargándole la reescritura del mismo a Nahum Taye. En la reescritura debería suprimirse los pasajes más cruentos, y Cordelia y Lear también debían acabar juntos. Al final, esta versión light tuvo bastante éxito, hasta el punto de que la versión original de Shakespeare no volvió a representarse hasta mediados del siglo XIX.


http://www.papelenblanco.com/metacritica/5-finales-de-novela-que-nunca-leiste-a-pinocho-lo-ahorcaba-mina-harker-se-entrega-a-dracula-o-mowgli-era-asesinado-por-el-tigre